jueves, 12 de enero de 2012

Siempre fuiste el protagonista de mis sueños y mis escritos,
siempre me he aferrado a vos, a tu tiempo, tus latidos.
Y cada inspiración, es un momento divino,
que estés presente en mi corazón, así lo quiere el destino.

Jugar conmigo te hace bien, me lo has demostrado,
es tu actividad principal, ahora y en el pasado.
Que te escriba solo a vos, te gusta, lo se,
que seas mi frustración, me afecta, pero así es.

Pasa el tiempo, y te sigo escribiendo,
pasan los años te sigo extrañando,
y así pase mi vida y te siga pensando,
se que jamas volverás a mi lado.

El tiempo corre, nadie lo detiene
por pensarte tanto, pierdo a quien me quiere,
se que no te afecta, no te preocupas por mi,
pero se que pronto, para mi, dejaras de existir.

Pretendo olvidarte, mas no he podido,
te hecho la culpa, a vos y al destino.
Te doy importancia, mas de la que mereces,
quisiera perderme y no pensarte por un par de meses.

Quiero dejarte ir, por fin de una buena vez,
pero cada vez que lo intento algo sale al revés.
Te alejas, luego vuelves, es fácil burlarte de mi,
sabes que no tengo salida, sin ti no puedo ser feliz.


3 comentarios:

  1. Me gusto tu entrada, esta muy linda =) ojala te pases por mi blog, saludos ♥

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como lo has descrito todo. Dejar marchar a alguien siempre es difícil y más cuando a esa persona la apreciamos muchísimo, pero todo es superable en esta vida.
    Un saludo desde elcaminosiempreeslargo.blogspot.com

    ResponderEliminar