martes, 21 de junio de 2011

La lluvia y mi locura.

Me amas? me pregunto. -Si, lo dudas? le respondí. 
Sonrió, y me dijo: -No, solo que es lindo que de vez en cuando me recuerdes lo mucho que te importo.
Fue raro, sentí que últimamente no le estaba prestando la atención que se merecía en verdad. 
Hacia ya algún tiempo que el estudio me invadía cada vez mas y mis horarios para verlo se acortaban. Siempre me respeto en mis tiempos, sabia que mi carrera era lo que mas amaba en el mundo, a pesar de tener que verlo menos de lo habitual. 
Todas las noches antes de dormir el me mandaba un mensaje de texto y lo único que me escribía era: Te extraño. Me sentí una idiota. 
Le pedí perdón, le dije que yo también lo extrañaba, y le di un fuerte abrazo.
-Tengo que irme, mas tarde te llamo,me dijo. Me beso y se fue.
Sentí una gran angustia en mi pecho, comenzó a llover, y por alguna extraña razón empece a llorar. 
La lluvia a veces puede emocionarme, y otras simplemente me asusta. 
Se hicieron las doce de la noche y el aun no me llamaba, yo realmente necesitaba oír su voz,sabia que el podría cambiarme el animo diciéndome algun chiste, o quizás volveria a hacerme compañía. 
Decidí llamarlo, pero el no respondía mis llamadas. Mientras tanto, afuera llovía cada vez mas fuerte. 
Estaba desesperada, a tal punto que llame a todos sus amigos por si lo habían visto. Se que a veces puedo ser muy enroscada, pero mi novio nunca me llama tan tarde y mucho menos cuando habíamos acordado la llamada previamente. 
Nadie sabia de el.
Agarre las llaves de mi auto, y seguí su recorrido habitual hasta su departamento.  Al llegar, me canse de golpear, pero el no estaba en casa. 
Mi celular comenzó a sonar dentro del auto, empece a correr para atender, pero al llegar al coche la llamada se corto. Numero desconocido, era lo único que alcance a leer en la pantalla.
Volví a casa con la esperanza de que me volvieran a llamar, pero no hubo caso. Decidí acostarme a dormir, aunque fue lo ultimo que hice, lo extrañaba.
Me senté en la cama, y empece a hablar en voz alta, me sentía una incompetente. No podía hacer nada mas que llorar. 
Mi teléfono sonaba, atendí rápidamente y era el. 
- Estúpido! donde estas? le alcance a decir entre cortado por el llanto.
- Donde estas vos?! me dijo. Te he buscado por todos lados.
Deje de llorar, porque me sentía realmente estúpida, y le dije : Estoy en casa, te espero. 
Al llegar me dijo: Donde te habías metido? Fui a comprar chocolates, a alquilar unas pelis y volvía. Con esta lluvia y tu miedo a los truenos y relámpagos, no te podía dejar sola. Me demore porque no encontraba de los chocolates que a vos te gustan, tuve que ir a otro lado. 
- Y por que no me llamaste?! No ves como estoy??
- No te llame porque el celular se mojo y no podía prenderlo, te llame de una cabina pero no me atendías, pensé que te habías dormido. 
En fin, creo  que le voy a prestar mas atención a mi novio de vez en cuando, y voy a dejar de ver novelas y películas,  me destruyen la cabeza. 
- Que pelis alquilaste? - Un Regalo del Corazón y Las vueltas de la vida.
- Mejor comamos chocolates!!! 

 Lo mas cómico de todo es que el es tan inocente....



5 comentarios:

  1. Lindo blog :)
    Recién estoy empezando el mio, si quieres puedes pasar a verlo.
    Cuídate

    Nos seguimos :D

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el texto!! y las películas del final realmente buenas jaja
    Sigue escribiendo con esa brillante imaginación amiga. Éxitos!

    ResponderEliminar
  3. escribes precioso, con un final inesperado.
    porque no intentas escribir una novela?

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Realmente te pasas en tus historias! coincido con el comentario anterior!
    Y vi esas películas del final, son para llorar.
    pd: a mi me asustan un poco las tormentas, debo admitirlo jajajaja
    Nos vemos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la ayuda con mi blog :)

    ResponderEliminar